¿Cómo diseñar tu presupuesto para vacaciones?

El verano está a la vuelta de la esquina, y con la llegada del sol y del buen tiempo, llegan las esperadas vacaciones de verano.

Planificarnos y ahorrar para las vacaciones, es esencial si queremos disfrutar sin estrés y sin preocupaciones por el dinero. Por eso, un buen presupuesto de vacaciones y viajes siempre nos ayudará a prevenir mejor nuestros gastos y a disfrutar al máximo.

En este artículo, te explicamos cómo diseñar tu presupuesto para vacaciones para tener todo tu dinero controlado.

¿Por qué tener un presupuesto de vacaciones?

Un presupuesto te ayudará a hacer un plan más realista y adaptado a tu situación económica. Si lo planeas con tiempo, una vez que sepas cuánto quieres y puedes gastar, puedes ir ahorrando una cantidad de dinero mes a mes con el objetivo de cubrir tus vacaciones.

Y aunque viajes con menos antelación, y estés planeando un viaje de última hora, un presupuesto de viaje te ayudará a saber cuánto dinero tienes para gastar en comida o hacer alguna excursión sin perjudicar a tu bolsillo. 

Piensa que un presupuesto es al fin y al cabo, una guía con gastos estimados y aproximados. Puedes ser flexible pero siempre teniendo un control de lo que te puedes permitir para no llevarte ningún susto.

Ahora bien, ¿por dónde empezamos?

Crea tu presupuesto por categorías:

Dentro de tu presupuesto, deberás indicar cuánto dinero quieres destinar a cada categoría. Esto depende de ti, pero las categorías más comunes cuando planeamos un viaje son: transporte, alojamiento, comida y actividades. También, puedes añadir una categoría más de emergencias por sí lo necesitases, ya que más vale prevenir posibles imprevistos.

1. Transporte

Deberás elegir cómo te vas a desplazar al lugar de tus vacaciones. Dependiendo de dónde viajes, elegirás un medio de transporte u otro (coche, avión, tren, autobús, etc…). 

Hoy en día es muy fácil comparar entre las distintas alternativas por internet. Te recomendamos que además, no calcules solo lo que te puede costar un medio de transporte como el avión o el tren, sino los gastos derivados de estos medios, como los desplazamientos al aeropuerto.

Antes de comprar un billete o de decidirte por un transporte, compara. Y además, si lo reservas con antelación, te puedes ahorrar dinero en los billetes, ya que suelen ser más caros, si los compras más cerca de la fecha de partida. 

Pero no solo deberás comparar cuánto te cuesta cada transporte, sino cuánto tiempo te llevará llegar a tu destino. Por ejemplo, viajar en coche suele implicar, más tiempo que dinero. En cambio, viajar en avión, suele llevar menos tiempo pero es habitual que la inversión sea mayor. Por lo que deberás comparar la relación inversión-tiempo.

Para comparar precios los diferentes trasnportes, puedes ayudarte de herramientas como Skyscanner u Omio.

2. Alojamiento

Investiga sobre las diferentes opciones de alojamiento y estancias disponibles en el destino al que vas a viajar. Cada persona buscará o le llamará más la atención un tipo de alojamiento diferente como hoteles, hostales, albergues o pisos de alquiler.

Un truco para elegir qué alojamiento, es que pienses también, cuánto te va a costar desplazarte una vez estés en tu destino. Si alquilas un piso alejado del centro turístico o de la playa, y para llegar a esos puntos debes usar tu vehículo, también estás gastando dinero en esos desplazamientos y a lo mejor te compensa pagar un poco más y estar más cerca de tus puntos de interés. 

Sea como sea, elige la opción que mejor se adapte a tus gustos y necesidades teniendo en cuenta cuánto dinero quieres destinar al alojamiento. Para ayudarte, puedes utilizar webs como Booking o Airbnb.

3. Comida

El gasto en comida y restaurantes puede variar bastante, pero es de gran ayuda hacernos una idea de cuánto suele costar la comida en el sitio al que vamos a viajar. Probablemente, en grandes ciudades los precios en los restaurantes sean más altos que en pueblos pequeños. 

Una buena idea para descubrir cuánto cuesta la comida en tu destino, es mirar en guías de viajes o buscar restaurantes en Google Maps e investigar un poco en las diferentes webs de los restaurantes.

Si tu viaje es de larga estancia, también puedes cocinar algunas comidas para ahorrarte dinero.

4. Actividades

Te recomendamos que tengas una idea de las cosas que quieres hacer en tu viaje, como visitar algún museo o hacer alguna actividad como senderismo o buceo.

Prioriza qué actividades principales quieres realizar e invertir en tu viaje según el tiempo y el coste. Investiga las distinas opciones y apúntalo en tu presupuesto para no quedarte sin hacer nada de lo que quieres.

Otra forma para ahorrarte dinero, es que te informes bien de las diferentes ofertas y descuentos como el de estudiantes o de familia numerosa que ofrecen en muchos museos y excursiones, ya que aprovechándolos podrás ahorrarte dinero.

5. Emergencias

Por último, pero no menos importante, no te olvides de llevar un margen de dinero para emergencias, imprevistos o planes improvisados que te hayas olvidado presupuestar.

Así, viajarás con mayor seguridad y podrás disfrutar sin preocupación y sin estrés de tus tan merecidas vacaciones.

Y tú, ¿también diseñas tu presupuesto para vacaciones?

Sin comentarios

Escribir un comentario

Apúntate a la newsletter y recibe en tu mail el e-book "9 claves para alcanzar tus metas financieras" + tips, consejos y mucho más

9 claves para alcanzar tus metas financieras

Escribe tu nombre y tu mail para enviártelo

Además recibirás descuentos exclusivos, consejos y mucho más

Política de privacidad

¡Tú libro está en camino!

Si continuas navegando en la web, aceptas el uso de cookies. saber más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar