¿Cómo Crear Tu Presupuesto Financiero?

¿Cómo crear tu presupuesto financiero?

Cuando comienzas a adentrarte en el mundo de las finanzas, una de las primeras cosas que aprendes es que debes tener el control de tu dinero.

¿Alguna vez has recibido tu salario y cuando te has dado cuenta, todo ese dinero ha volado? Eso puede deberse a que no controlas ni analizas dónde va a parar tu dinero. Y no hacerlo es el principal obstáculo que te impide alcanzar tu libertad financiera. 

Piénsalo: si no analizas dónde va a parar tu dinero, no podrás poner remedio para evitar esos gastos que te impiden ser más abundante. Por eso, es importante tener un presupuesto financiero si quieres prosperar y gestionar bien tu economía.

En el artículo de hoy, te explicamos cómo crear tu presupuesto financiero y qué debes tener en cuenta para tener tu dinero bien controlado y gestionado.

¿Para qué sirve un presupuesto financiero?

Un presupuesto financiero o familiar, es un documento que recoge los ingresos y gastos personales o familiares. Su finalidad es tener un control del dinero que tenemos para saber cuánto entra en casa y cuánto sale. Además, te servirá para tener un calendario de facturas y gastos a pagar cada mes con el motivo de evitar llevarte ninguna sorpresa que descuadre tus planes financieros.

Teniendo un presupuesto, sabrás cuáles son tus ingresos y descubrirás con certeza en qué te lo gastas para tomar decisiones basadas en datos reales.

¿Análisis mensual o anual?

Lo primero que debes pensar es si quieres analizar tus ingresos y gastos de forma anual o mensual. Si nunca has trabajado con un presupuesto financiero con anterioridad, te recomendamos comenzar con un presupuesto mensual para ver al detalle tus gastos e ingresos.

Aún así, no hay un presupuesto mejor que otro, simplemente debes pensar cuánto tiempo quieres dedicar a analizar tu economía y llevarlo con disciplina, ya que tener un presupuesto requiere de constancia a la hora de anotar gastos si quieres que funcione.

Estas son las principales diferencias entre ambos presupuestos:

  • Presupuesto mensual: Vas a tener más datos con los que trabajar y sabrás en qué meses tienes más gastos. Tendrás una visión más clara de tu evolución y podrás reaccionar antes si ves que algo descuadra.
  • Presupuesto anual: Requiere menos constancia y basta con que te sientes una vez al año para tomar decisiones. Requerirá más tiempo ese día, pero no tendrás que ser tan constante, aunque no podrás profundizar tanto en los detalles como en el mensual.

 

¿Dónde crear tu presupuesto?

Una vez hayas decidido cómo vas a analizar tus ingresos y gastos, es hora de pensar dónde y cómo quieres plasmar esos datos con los que vas a trabajar. Puedes hacerlo de diferentes maneras, todo dependerá de tus preferencias:

  • Bolígrafo y papel: Escoge una libreta o agenda en la que cada día, semana o mes apuntes tus gastos. Haz un resumen por categorías para saber cuáles han sido tus gastos totales (hogar, supermercado, ocio…).
  • Hoja de cálculo: Puedes hacerlo con Excel, Google Drive o cualquier otro programa. Es una herramienta muy buena para organizar tus ingresos y gastos. En Google puedes encontrar muchas plantillas entre las que elegir.
  • Apps móviles: Existen muchas apps para gestionar finanzas e incluso muchos bancos ya ofrecen esta funcionalidad dentro de sus apps. El problema es que no podrás controlar tus gastos con dinero en efectivo, aunque algunas apps sí que ofrecen la opción de incluirlo manualmente también.

 

¿Qué debe incluir tu presupuesto?

Una vez elijas dónde quieres crear tu presupuesto, es hora de bajar al detalle y comenzar a analizar cada apartado.

1.Ingresos: Crea un apartado donde incluyas todo lo que ganas al mes, al año o ambos. Puedes hacer una parte de ingresos fijos donde aparezca lo que seguro vas a ganar y una parte de ingresos variables si, por ejemplo, haces de vez en cuando algún trabajo esporádico o de forma freelance. 

Recuerda que tus ingresos pueden proceder de diferentes fuentes, no solo de tu sueldo:

    • Ingresos por trabajo: Lo que cobras en tu nómina o por trabajos puntuales. Es lo que te pagan por dedicar tu tiempo a trabajar.
    • Inversiones: En este apartado debes poner aquellos ingresos que provengan de tus inversiones si, por ejemplo, inviertes en bolsa.
    • Ingresos pasivos: Aquí pondrás aquellos ingresos que deriven de, por ejemplo, un piso que tengas alquilado o algún otro ingreso pasivo.

2.Gastos fijos: Haz un apartado donde incluyas todos los gastos fijos que tienes al año. Te servirá tanto para controlar lo que tienes que pagar, como para saber cuándo debes pagarlo.

Es importante que dividas estos gastos por categorías para saber exactamente dónde va a parar tu dinero. Por ejemplo: comida, ocio, hogar, suscripciones, seguros, etc…

3.Gastos variables: Esta es una parte muy interesante, ya que podrás analizar esos gastos variables que cambian mes a mes.

De nuevo, divídelo por categorías. El nivel de detalle dependerá de ti. Por ejemplo, puedes decidir hacer un apartado llamado “alimentación” o diferenciar entre “verduras”, “pasta y arroces”, “productos de limpieza”, etc…

4.Calcula tu presupuesto y toma decisiones: Una vez que tengas todos tus ingresos y gastos diferenciados, es hora de sumar, restar, y de hacerse algunas preguntas:

  • De lo que ingresas al mes, ¿cuánto gastas y ahorras? 
  • ¿Podrías recortar algún gasto para ahorrar un poco más? 
  • ¿Necesitas tener algún ingreso extra para aumentar tus ingresos?
  • Para hacer ese viaje que tienes en mente, ¿cuánto deberías ahorrar mes a mes para poder realizarlo?, ¿En cuánto tiempo podrías ahorrar esa cantidad?

Una vez que tengas todo esos datos delante tuya, te será mucho más fácil tomar decisiones y responder a preguntas como estas para mejorar tu economía familiar y tu relación con el dinero. 

Dedica tiempo a establecer cuáles son tus prioridades y ve paso a paso, para ir alcanzando todos tus objetivos financieros.

Sin comentarios

Escribir un comentario

Apúntate a la newsletter y recibe en tu mail el e-book "9 claves para alcanzar tus metas financieras" + tips, consejos y mucho más

9 claves para alcanzar tus metas financieras

Escribe tu nombre y tu mail para enviártelo

Además recibirás descuentos exclusivos, consejos y mucho más

Política de privacidad

¡Tú libro está en camino!

Si continuas navegando en la web, aceptas el uso de cookies. saber más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar